Snapchat tiene incómodos a sus usuarios.

La red social preferida por adolescentes Snapachat, la cual permitia subia contenido que duraba 24 horas, y la que más registraba crecimiento  y la que, aparentemente, tenía un mejor futuro. Instagram copió descaradamente sus historias y desde eso la superó y todo aquello por lo que se enorgullecía la app del fantasma es ahora una preocupación.

Surgió un rediseño de la aplicación, para mantenerla vigente.  El problema ahora es que no les gustó, se han quejado en los comentarios de las tiendas de descarga de Apple y Google y hasta crearon una petición en Change.org, que no para de ser firmada, en la que piden que vuelva el diseño anterior.

La petición fue creada por el usuario Nic Rumsey y ya cuenta con cerca de 1.300.000 firmas. En ella Rumsey dice: “Muchos usuarios encuentran que no el uso no es más sencillo y que, de hecho, muchas herramientas son más complejas, inútiles o frustran los objetivos originales de Snapchat”.

Pero el rediseño no tendrá retroceso. El cocreador y director ejecutivo de Snapchat, Evan Spiegel, respondió a los mensajes en redes sociales y las peticiones de los usuarios de la app diciendo que el rediseño con el que están inconformes los usuarios “está aquí para quedarse”.

Por ahora Snapchat se jacta de que tanto el crecimiento de sus usuarios como el de sus ingresos está en ascenso. La app cuenta ahora con 187 millones de usuarios activos diarios (la historias de Instagram tienen 250 millones) un gran aumento respecto a los 178 millones del tercer trimestre de 2017.