La muerte de Chester Bennington nos dejó interrogantes.

La muerte de Chester Bennington, vocalista de Linkin Park, nos dejó estupefactos y fue una gran  por sorpresa para todos los seguidores del cantante en  el mundo. Hace apenas un mes, Bennington estaba cantando en el funeral de su gran amigo, Chris Cornell, exvocalista de Stone Temple Pilots, Soundgarden y Audioslave.

Los primeros indicios apuntan a que Bennington, cantante de Linkin Park, también se suicidó. Ambos, por medio de la horca. Una coincidencia más, que hiela la sangre: Bennington se ha ido de este mundo justo el día que Cornell nació, un 20 de julio. El vocalista de Linkin Park tenía 41 años; el de Soundgarden, 52.

Aquí les compartimos la carta que circula por diferentes medios escritos en la que se expresaba una gran tristeza, por la reciente y difícil partida de su amigo.

Ahora todos recuerdan aquella carta que escribió el cantante de Linkin Park cuando Cornell murió. Dice así:

“Soñé con los Beatles anoche. Desperté con Rocky Raccoon [canción de los Beatles] sonando en mi cabeza y una cara de preocupación de mi esposa. Ella me dijo que mi amigo había muerto. Pensamientos de ti inundaron mi cabeza y lloré.

Aún lloro, con tristeza, así como con gratitud por haber compartido momentos tan especiales contigo y tu hermosa familia. Me has inspirado de muchas formas que nunca pudiste saber. Tu talento era puro y sin rivales. Tu voz era placer y dolor, ira y perdón, amor y dolor al corazón, todo en uno. Supongo que eso es lo que todos somos. Me ayudaste a entender eso.

Acabo de ver un vídeo tuyo cantando A day in the life, de los Beatles, y pensé en mi sueño.

Me gustaría pensar que estás diciendo adiós a tu manera. No puedo imaginar un mundo sin ti en él.

Rezo para que encuentres paz en la otra vida. Envío mi amor a tu esposa e hijos, amigos y familia.

Gracias por permitirme ser parte de tu vida».

Fotografía tomada de Prensalibre.com