Quieres saber, porque somos Infieles?

“Miraba con estupor: ese cuerpo le parecía agradable, sin duda. Era el mismo que durante años lo había enloquecido de deseo (…) y sin embargo, siendo el hombre que era (su esposo), el mismo pensamiento detestable regresaba a su mente, el mismo pensamiento de todas las noches y todas las mañanas: Ya no le atraía, ya no sentía ganas de verla desnuda, estaba acostumbrado a su cuerpo y había perdido el interés en verla”. Este es un fragmento de El amanecer de un marido (2008), un libro de cuentos del escritor colombiano Héctor Abad Faciolince.

infidelidad

 

La infidelidad se ha retratado desde la época clásica con textos emblemáticos como La Iliada de Homero cuando Helena es la causa de una guerra por serle infiel al rey Menelao con el príncipe de Paris. En la biblia y la Torah uno de los mejores relatos sobre infidelidad es la historia de Betsabé y el rey David que incluso llega a causar la muerte de Urías, esposo de Betsabé, para estar con ella.

En la literatura hay grandes obras que retratan los conflictos y las emociones que se producen a partir de la infidelidad. Uno de ellos es el erotismo, “pero lo interesante de obras que tratan este tema es que generalmente no son explícitas con lo sexual”.

Una obra magistral para describir esa infidelidad que es más sutil, que no se materializa es Seda (1996) del italiano Alessandro Baricco, una novela corta de gran riqueza narrativa. Además ofrece una de las escenas más explícitas de sexo, pero que no es más que una fantasía. Aborda el deseo por lo extraño, lo exótico, lo misterioso, lo desconocido; la amante es casi un ser místico.

“–Es un dolor extraño. Voz baja. –Morir de nostalgia por algo que no vivirás nunca”, dijo el Hervé Joncour de la historia para explicar cómo se siente por no poder alcanzar su deseo de estar con una mujer que conoce en Japón

Escobar encuentra en La insoportable levedad del ser (1984) del checho Milan Kundera una infidelidad que puede a veces ser más una exploración desde el deseo que no llega a materializarse pero que permite una realidad desde la fantasía. Algo similar sucede en Libertad (2010) del estadounidense Jonathan Franzen.

La película se basa en la novela Seda, que escribió el italiano Alessandro Baricco en 1996 bajo el título original Seta. En el reparto destacan las presencias de Keira Knightley y deMichael Pitt.