Vives complació al auditorio que pedía a gritos La tierra del olvido.

El Festival de Viña del mar, se ha catalogado por ser uno de los espectáculos más vistos por toda la comunidad latina, y sin duda alguna el talento Colombiano siempre se hace presente, la quinta vergara es el escenario perfecto donde artistas locales y de nivel internacional.La jornada de Viña del Mar premio la trayectoria de Miguel Bosé en un acto bastante emotivo; donde el artista reitero su compromiso de continuar visitando a este público.

La intervención de Carlos Vives en la Quinta Vergara comenzó como profesor. Su primera aparición en la penúltima jornada de la edición número 59 del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar fue a través de un video en el que guiaba a los foráneos sobre la buena utilización del léxico chileno. Con destreza docente, el samario contó por ejemplo que “pega” es sinónimo de trabajo y realizó una explicación completa de la jerga local. Vives durante más de una hora de presentación se dedicó a compartir con el denominado Monstruo de mil cabezas algunos secretos sobre las manifestaciones sonoras de Colombia desde el Caribe hasta el litoral Pacífico; y desde Los Andes hasta los Llanos Orientales.

Carlos Vives dictó su cátedra con el respaldo siempre afinado de la banda La Provincia, que abrió para locura de los asistentes con la canción Pa’ Mayté. Desde ese punto de partida se podía sospechar que el desarrollo del concierto iba a ser una suerte de recorrido por los temas más emblemáticos del artista. Y así fue, aunque hizo énfasis en los temas del álbum Corazón profundo.

Wisin, de Puerto Rico, también aceptó la invitación de Vives y se sumó a la fiesta latina con su aporte boriqua. Después del repaso por algunos de sus éxitos, el público empezó a simular el vuelo de la gaviota con sus manos y le fue entregado el primer reconocimiento de la noche: una Gaviota de Plata. Ese galardón lo compartió el artista con uno de sus seguidores en condición de discapacidad.

Ya con Gaviota de Oro en mano, Vives complació al auditorio que pedía a gritos La tierra del olvido, que el artista interpretó al lado de Sebastián Yatra y los integrantes de ChocQuibTown. Con la energía muy arriba, el docente nacido en Santa Marta, Magdalena, le dijo adiós al Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar.